martes, 19 de agosto de 2008

Francisco Oller

A este pintor puertorriqueño se le considera el más destacado de PR. Recientemente fue descubierto uno de sus cuadros que había permanecido en manos de una familia europea por décadas. El cuadro se llama, La Batalla de Trevino. Este se subastaría en Nueva York por lo que se esperaba fuera una cifra millonaria.

Nació en el pueblo de Bayamón, Puerto Rico, en el año 1833 y murió en San Juan en 1917. Se crió en el seno de una familia distinguida de esta última ciudad. Comenzó a demostrar su increíble talento a los doce años. Al principio de su carrera hizo trabajos con motivos religiosos, pero cuando su obra llegó a la madurez, se interesó por los paisajes y retratos.
En 1851, Oller viajó a Madrid e ingresó en la Academia San Fernando donde estudió con Federico Madrazo, el pintor más importante de la época. Entre 1858 y 1865 se estableció en París, y durante tres años estudió con el pintor académico Thomas Couture.?Pero luego regresó a su país para vivir por cierto tiempo en el Palacio de Santa Catalina, debido a una invitación del gobernador Félix María Messina.
En 1883 tuvo una exposición en Madrid, donde presentó obras de estilo realista.?El artista fue reconocido por la Infanta María Isabel, quien compró varias de sus obras. Oller fue el único pintor latinoamericano que participó en la revolución impresionista, y quien logró introducir este estilo en España.
En definitiva, en sus obras pictóricas (cuenta con más cientos de piezas) sobresalen dos temas: el religioso y las costumbres del campesino y del negro. De sus pasos por Francia y España hay pinturas típicamente impresionistas, como por ejemplo algunos paisajes. En cambio, otras de sus obras, en especial aquellas que corresponden a su estancia en Puerto Rico, se alejan del impresionismo para representar de forma crítica la cruel realidad de su país. De este último género sobresale su cuadro "El velorio" (1894), el cual, además, es un ejemplo de su maestría en el arte de combinar los colores. El mismo se trata de una protesta contra una costumbre que él consideraba absurda. Este cuadro primero fue exhibido en La Habana y más adelante en París.?Finalmente se convirtió en propiedad de Federico Degetau quien lo legó a la Universidad de Puerto Rico.
Fue discípulo de la Escuela de José Campeche originada a finales del siglo XVIII.

Pueden escuchar un programa dedicado a Francisco Oller en la Voz del Centro. Este programa radial de servicio público ilustra a la vez que entretiene. Ofrece al radioescucha temas interesantes sobre la historia, cultura y sociedad de Puerto Rico y el Caribe mediante amenas entrevistas conducidas por el Presidente de la Fundación Voz del Centro, Ángel Collado Schwarz.
Acceda aqui: http://www.vozdelcentro.org/?p=219.

Espero sea de su agrado.

Apture

No reclamo los derechos por las fotos, diagramas o videos presentados. Si alguno es suyo y no quiere que la use, comuníquese a mi email y se retirará inmediatamente.
depuertoricopalmundo@gmail.com