lunes, 13 de julio de 2009

Alegría, el mejor Antídoto

La alegría es el mejor antídoto contra cualquier enfermedad y reír el mejor antibiótico. Así que a reírse.


La pregunta

Este individuo sentado en un avión al lado de esta tierna niña, trata de establecer una conversación y le comenta a la pequeña:

- Dicen que si uno conversa durante el vuelo el viaje se vuelve más corto.
La niña que se proponía leer un libro lo cierra y con voz suave le contesta:

- ¿De que le interesa conversar?
- Pues no sé, ¿que te parece física nuclear? y mostró una gran sonrisa.

- "Bueno", dijo ella. Ese parece un tema interesante. Pero primero contésteme esta pregunta: Un caballo, una vaca y un venado comen lo mismo, hierba. Pero el excremento del venado es con forma de bolitas pequeñas, el de la vaca es una plasta y el del caballo parece una pelota de pasto seco.
- ¿Por qué cree usted que sucede eso?

El tipo visiblemente sorprendido por la inteligencia de la niña, lo pensó por un momento y luego dijo:

- "Hmmm, a la verdad que no tengo ni idea".

A lo cual la dulce y delicada niña contestó:

¿De verdad usted se siente preparado para hablar de física nuclear, si ni siquiera sabe hablar de mierda? Abrió su libro y volvió a leer...

--------------------------------------------------

Una pareja tenía dos niños pequeños, de 8 y 10 años de edad, quienes eran extremadamente traviesos. Siempre estaban metiéndose en problemas y sus padres sabían que si alguna travesura ocurría en su pueblo sus hijos estaban seguramente involucrados.

La mamá de los niños escuchó que el sacerdote del pueblo había tenido mucho éxito disciplinando niños, así que le pidió que hablara con sus hijos. El sacerdote aceptó pero pidió verlos de forma separada, así que la mamá envió primero al niño más pequeño. El sacerdote era un hombre enorme con una voz muy profunda, sentó al niño frente a él y le preguntó gravemente:

¿Dónde está Dios?

El niño se quedó boquiabierto pero no respondió, sólo se quedó sentado con los ojos pelones.
Así que el sacerdote repitió la pregunta en un tono todavía más grave:

¿Dónde está Dios?

De nuevo el niño no contestó.
Entonces el sacerdote subió de tono su voz, aún más, agitó su dedo frente a la cara del niño, y gritó:

¿Dónde está Dios?

El niño salió gritando del cuarto, corrió hasta su casa y se escondió en el closet, azotando la puerta. Cuando su hermano lo encontró en el closet le preguntó:

¿Qué pasó?

El hermano pequeño sin aliento le contestó:

¡Nos jodimos, ahora si que nos jodimos hermano, han secuestrado a Dios y creen que fuimos nosotros!

------------------------------------------------

La lombriz de los cinco pesos

El nieto encuentra una lombriz tratando de volver al agujero de donde salió, y le dice a su abuelo:

- Abuelo, te apuesto a que soy capaz de meter la lombriz dentro de su agujero.

- ¿Si?... Te apuesto 5 euros a que no puedes. La lombriz es muy blandita y flexible, no vas a poder meterla en un orificio tan chico.

El nene acepta la apuesta, corre hacia el interior de la casa, y vuelve con un aerosol de spray de cabello. Rocía al invertebrado, y este queda recto y duro. Inmediatamente procede a introducirlo en el orificio.

El abuelo, aceptando la derrota, le paga los 5 pesos correspondientes.

Inmediatamente el abuelo se mete a la casa y se lleva la lata de spray. A la media hora sale y le da otros 5 pesos al nieto.

- Pero abuelo, ya me diste los 5 pesos.

- Si, pero éstos te los manda tu abuela...

Apture

No reclamo los derechos por las fotos, diagramas o videos presentados. Si alguno es suyo y no quiere que la use, comuníquese a mi email y se retirará inmediatamente.
depuertoricopalmundo@gmail.com