martes, 7 de julio de 2009

La leyenda de "La Mielda e Bruja"

Son muchas las leyendas que nos contaban los viejos para entretenernos o para enseñarnos como debíamos comportarnos. Hoy voy a contarles una. Recuerdo el día que entreviste a mi abuela paterna, Millita. Fue por encargo de mi clase de historia en décimo grado, una tarea sobre las costumbre y tradiciones de nuestros antepasados. Nunca pude imaginar lo que depararía tan ordinaria encomienda. Todavía se me eriza la piel escuchando el relato de mi abuela, una menuda mujer de 68 años, encorvada por los años, con rostro amable y carácter dulce como la miel pero con mente ágil como guaraguao en caza. Me contaba con detalles como pasaba la vida entre extenuantes trabajos domésticos, no era para menos, tuvo nueve hijos a quienes supo educar en el rigor de la moral y honor de antaño.

Comencé la entrevista preguntándole ¿como pasaban los días?
Me explicó que mi abuelo Chago salía cerca de las 5:00am a atender la finca mientras ella levantaba los muchachos, preparaba desayuno, amamantaba los pequeños y los grandes recogían leña, pescaban guávaras en el río o trabajaban con algún vecino para ayudar a la familia. Algunos lograron estudiar grados primarios antes de que mi abuelo quedara ciego de cataratas, luego casi todos tuvieron que dejar los estudios para ayudar en el sustento de la familia. Entre ellos mi padre que logró cursar hasta noveno grado, lo que era considerado afortunado en esos tiempos. Luego emigró a Nueva York en los cincuentas, no le fue mal y logró regresar cuando yo era un mocoso.

Pregunté ¿que hacían luego que llegaba abuelo de la finca?
Me contaba que se sentaban en la escalera a desgranar gandules o a velar a los muchachos jugar en el batey. Mientras me contaba sobre los juegos, veo como cambia su semblante, le da un escalofrío y relata con tono misterioso que cuando caía la noche en ocasiones aparecían las brujas. En eso veo a mi tía que se persigna y leo en sus labios un "Jesús, María y José". Aquí es que suena la música de terror, "kakaran, kakarakaran".

¿Las brujas? ¿que brujas, que era eso abuela?
Me contó que se decía que "Las Brujas" eran los espíritus de mujeres despechadas llenas de odio que se enamoraban de los hombres de la casa, en este caso de mi abuelo. Que eran almas en pena que habían perdido su amor, que vagaban por el mundo trayendo desgracias y que remplazarían ese amor con cualquiera al que pudieran enamorar. Se presentaban como luces que se movían durante la noche alrededor de la casa de un árbol a otro, deteniéndose cerca de uno de los arboles cercano a la casa. A veces varias luces, a veces una. Inmediatamente se percataban, daban la voz de alerta y mi abuela metía dentro de la casa a los más pequeños y obligaba a los grandes a golpear con palos y piedras el lugar donde se encontraba "La Bruja". Asustados mis tíos seguían las ordenes de abuela Milla como soldados defendiendo su territorio. Podían pasar varios minutos de ataque constante con piedras y palos antes de que "La Bruja" decidiera abandonar su estancia. Angustiosos minutos que se tornaban cada ves más peligrosos pues se desconocía como podía reaccionar "La Bruja". Mientras yo pensaba, "pero si era solo una luz, ¿como atacas una luz?" Otra vez la música de terror, "Kakaran, kakarakaran", no había bien terminado de contestar y ya yo estaba cagao. Eran los años setenta, no habían científicos ni estudiosos del tema, nadie sabía que carajo era.

¿Abuelaaa, pero, pero que era?
Pues mijo que se yo, te estoy diciendo, era una Bruja enamorá de tu abuelo y yo no podía permitir que se quedara pues traería problemas en la familia. ¿Y los muchachos no le tenían miedo? Claro mijo, bendito, todos le temíamos pero era peor que se quedara, había que hacer que se largara porque sino podía provocar que tu abuelo se fuera y eso no lo íbamos a permitir. Así transcurrió la entrevista hasta que me explico que al otro día siempre aparecía lo que ella llamaba "la plasta de esa maldita". Otra vez la música, "Kakaran, kakarakaran", había una evidencia pensé, podía estudiarla.

¿Como que la plasta?, pregunté.
La plasta mijo, "La Mielda e Bruja". Encima era cochina la condená, pensaba yo con una mezcla de miedo y curiosidad. Yo había escuchado hablar de "La Mielda e Bruja" pero solo para identificar un determinado color, en este caso un amarillo algarroba, jamás me imagine que tuviera tan siniestro origen.

Pero como curiosidad era mi segundo nombre, presentao mi apellido. Me mantuve pendiente y no paso mucho tiempo sin que tuviera la oportunidad de encontrarme con "Kakaran, kakarakaran", la plasta; "La Mielda e Bruja". Fue muy cerca de mi casa, debajo del árbol de tamarindo, mire para todos lados asustao, mire de reojo hacia arriba al árbol pero enseguida pensé que podía estar ahí, así que salí corriendo como alma que lleva el diablo sin mirar pa'atras, a avisarle a mi mama de que estaban cerca las Brujas, a lo que ella me contestó, "estate tranquilo mijo, no te preocupes que yo vi ayer a esa desgraciá cerca del palo de tamarindo y la estoy velando pa darle lo suyo". Yo no sabía con claridad a que se refería mi madre con darle "lo suyo" pero si sabía que con mi madre no se podía meter, por que pegaba durooo, seguro no le iba a ir bien. Yo le iba a mi mai.

Continuará uno de estos días...

Las fotos son del maestro Jack Delano.

15 comentarios:

C dijo...

La abuela de mi esposa quien vivía en Utuado contaba una historia similar con respecto a la mierda de bruja.

La otra leyenda es la de pitar para que los muertos se alejen. Esa es de mi padrasto que se crio en el barrio piñas de Comerío. Cunado viviamos en Aguas Buenas, sien la noche cuando salia al patio siempre pitaba y que para alejar las almas en pena.

Las leyendas siemproe son muy interesantes!

Anónimo dijo...

hola amigo muy buena tu historia estoy esperando la segunda parte ... saludos


rodolfo

William Bermudez dijo...

Yo no se quien dejaba esas plastas de mielda e bruja estaban cabronas ,honestamente leynda o no ,si las brujas eran unas cagonas .si me consta . la leyenda no la conosco ,pero la mielda era amarilla y negra .que carajo comian porque no apestaba .

Anónimo dijo...

Me gustaria saber si alguien tiene una foto de la famosa mierda. La he visto solo una vez hace 20 años mas o menos. Yo vivia en el pueblo de Aguada, en la calle San Jose y debajo del Arbol de mango la vi. Mi abuelita que tiene ahora 81 años me dijo que era mierda de brujas, por eso nunca se me ha olvidado.

Anónimo dijo...

Yo vivo en estados unidos y siempre me eh preguntado que puede ser esa mierda de bruja. Porque yo la eh visto unas 10 oh mas veces cuando vivia en Dorado P.R . Eh asta pensado si algun dia que viaje a P.R y la veo de nuevo. enfrascar un poco y mandarla a un laboratorio americano. para saber que es. Por favor si alguien puede . aga lo mismo. porque me interesa saber.

Alexander dijo...

Hola desde Guaynabo. Cuando muchachito encontre una que otra detras de la casa,bajo un palo de pana y mi papa decia,"eso ayer no estaba imposible que sea un hongo eso es mierda de bruja" y la verdad muero por ver eso otra vez si alguien sabe que es eso realmente que no lo postee por favor para que quede ese misterio culturalmente valioso para siempre vivo.

Anónimo dijo...

Mi abuela cuenta lo mismo en Vega Baja y que le hacían maldiciones a mi vis abuelo como amarrando lo y para romperlos tenía que virarse los calzoncillos al revés y que las plastas de mierda se veían por el monte al otro día. A lo mejor eran de el!

Anónimo dijo...

buenas noches hay muchas historias de brujas si pero si quieren en verdad saber de ellas solo vallan al pueblo de naranjito para que les digan la verdad de las brujas en puerto rico mucho se hablan de ellas pero amigos ahi noo se podia vivir y aun hay una finca que se ven de noche volando son como focos transparentes al lado del parque hay dios hacen a ya 37 años nos metiamos todos en una cama abrasados por el miedo cuando llegaba la noche ellas traspasaban las puertas y a mi abuelo lo llenaban de esa mierda de brujas amarillenta con sangre por dentro si alquien a vivido en carne propia la existencia de estos seres que aun existen aqui en p,r somos nosotros hay gente que cuenta historias sin base ni fundamentos pero cuando tu tienes las pruebas fotos y no solo una familia todo el vecindario no es una simpre historia, busquen como se transforma un ser humano (mujer) en bruja (como es que le entra ese cigaron a la boca como es que su espiritu se levanta mientras su cuerpo esta descansando busquen la verdad de que son estos seres porque cualquier persona recoje plantas y hacen jaraves y ya por eso es una bruja yo les aseguro que el que ve una o la siente mecerse o barriendo o dando vuelta al rededor de tu casa esa experiencia de deja marcado para toda una vidad y les digo que si existen que si son reales y que no estan exterminadas cuidencen


lyzsant@gmail

Anónimo dijo...

Anónimo. Hace poco estaba recordando historias de nuestros abuelos y ciertamente una de ellas eran las historias de las brujas. Pero la historia contada a nosotros tiene nombre y apellido. Una familia que llego a Quebradillas proveniente de Europa, unos dicen de España y otros de Portugal según esa familia eran exiliados de la corona por luchar contra el gobierno. pero los quebradillanos dicen que huyeron de su país por ser perseguidos y acusados de brujería por la inquisición .
Se decía que su apellido era Aguiar. Cuenta la gente que la vieja de la familia era Victoria luyendo de Aguiar y su esposo Pablo Aguiar Soler tenían 2 hijas y tres varones construyeron una casa serca de lo que hoy día es el túnel del guajataca sobre una montaña, eran comerciantes pero la familia vivía de forma ermitaña. La vieja victoria solía caminar sola por las veredas de la Vega montaba un caballo Andalus y su rostro cubierto por una mantilla negra como todo su atuendo. Silvando por el camino llamaba a los culebrones quienes en caravana la perseguían de tras de su caballo. soltaba las riendas de su bestia y aplaudía al atardecer y los murciélagos del karso salían a volar sobre ella con semejante escolta llegaba al pueblo en la noche. Las calles apenas alumbradas por la luna recibían a la bruja Victoria, se paraba frente a la casa de quien consideraba su enemigo y marcaba el suelo frente a la puerta, se marchaba al otro día la casa amanecía completa embarrada en mierda pues los murciélagos revoloteaban toda la noche sobre la casa y la marcaba con mierda, esto era un aviso de victoria, en el árbol más cercano de esta casa aparecía un mensaje que decía: quita tus pies de nuestro caminó, baja la vista a nuestro pasar, sierra tu boca cuando mi familia sea mencionada y hazte el ciego cuando nuestras obras veas. Si pasabas por desapercibida la advertencia, Victoria regresaba la noche siguiente comenzaba a silbar y la persona hipnotizada salía al batey, Victoria le preguntaba ...¿Estas confesado? Y sin esperar respuesta y ordenaba a sus culebrones ahogar a su enemigo. La famila hizo fortuna los hombres de esa familia era amables y muy populares entre la gente, pero no dejaban de ser misteriosos por tiempos se refugiaban en los montes. Se decía que ellos se transforman en otros seres.ellos no son malos pero las mujeres son igual que victoria. Verdad o no este apellidó aún existe entre los habitantes de Quebradillas. Y uno que otro vive en otros pueblos de la isla.

Jesus Manuel dijo...

Vivo en guaynabo ,,y cuando niño si vi la plasta varias veces en los alrededores donde vivimos,incluso en una ocacion mis primos y yo sentados en un arbol,,nos levantamos y al volver al lugar encontramos la plasta y salimos corriento,,pero ya no se a vuelto a encontrar o ver,

Iris Pacheco dijo...

En casa de mi abuela, en Guaynabo, a veces aparecía la "mielda de bruja". Mi abuela contaba la misma historia, que había una bruja enamorá de mi abuelo y dejaba la plasta en el patio. A mis 37 años, todavía me pregunto que era aquello?

Anónimo dijo...

Cuando joven yo vivía en Puerto Nuevo, San Juan, con mi padre, y en una mañana luego de repartir periódicos, mire aquella cosa en la jardinera, frente a la casa, llame a mi padre y le pregunté que era eso y el me dijo, como buen jibarito de Toa Alta, que era miel da de bruja, yo como curioso al fin, le tire un cubo de agua y para mi sorpresa, salio de eso un polvo rojo, como si estuviera hirviendo, tal fue mi impresión, que todavía no se lo he contado a Muchas personas, por que en realidad fue muy raro y extrañó!

Marielis Rivera dijo...

Me acuerdo yo que cuando nena dejaban las plastas frente a un palo de mango que habia...pero ya adulta estábamos en reunidos los vecinos y ya estaba empezando a oscurecer y la vecina dice mira que es eso y cuando miramos dios vimos lo que parecía una bruja en una escoba y iba alta pero no mucho y además estaba un poco lenta y vestida de negro. En mi opinión eso era real y con el tema de las luces si mis tíos ,abuelo mis padres las veían en el rio y se decía que erano las bujías y cuando los hombres hiban a pescar los enredaba el la (arsalsa) no se si se escribe así pero creo que es una mata con espinas, la cosa es que mi abuelo decía que para que se fuera el enredo el resbala la manifica.Desde Corozal

carlitodefriko dijo...

Yo tengo 44 años y nunca se me olvida una historia similar. Tenia si acaso unos 6-8 años y vi la mielda. Mi tia dijo ke eracuna bruja joven. Este fue en barrio jovales en Sabana Hoyos

carlitodefriko dijo...

Cuando era pequeño unis 6-8 años una tia mia en el barrio de Jovales, Sabana Hoyos contaba algo similar. Una mañana me enseño la mielda. Ella dijo ke era una bruja joven eso fue casi 40 años atras y nunco lo olvide. No podia ni dormir

Apture

No reclamo los derechos por las fotos, diagramas o videos presentados. Si alguno es suyo y no quiere que la use, comuníquese a mi email y se retirará inmediatamente.
depuertoricopalmundo@gmail.com