martes, 21 de diciembre de 2010

Don Pedro Albizu Campos

Obra de Derek Santiago, http://www.riceandbeanz.net/
Simón Bolivar dijo una vez, "Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción".

Quiero mucho mi nación para verla destruida por la ignorancia de mi pueblo.  Por eso escribo en este blog, intento despertar la curiosidad de mis lectores por temas que han sido hábilmente relegados o excluidos de los libros de texto para ocultar nuestra verdadera historia y las barbaridades cometidas por EU, país que 112 años después de la invasión aún nos tiene sometidos. Hechos que han tratado de borrar con la intención de mantenerte ignorante.  Aunque no será por mucho tiempo.

Conozcan hoy a Don Pedro Albizu Campos, un jíbaro ponceño que hizo temblar al norte.  Don Pedro vivirá para siempre porque solo muere el que se olvida.

Nació en el barrio Tenerías de Ponce, el 12 de septiembre de 1891. Otros historiadores señalan como la fecha de su nacimiento el 29 de junio de 1893. El Dr. Pedro Albizu Campos, conocido por sus seguidores como “El Maestro”, es una de las figuras más prominentes en la política puertorriqueña durante el siglo XX. Realizó sus estudios primarios y secundarios en Juana Díaz y en Ponce.

En 1912, becado por la Logia Masónica Aurora, se trasladó a la Universidad de Vermont. Por su excelente trabajo, fue recomendado para estudiar en la Universidad de Harvard. Allí cursó estudios en diferentes áreas, y logró los títulos de Licenciado en Derecho Internacional, Doctor en Filosofía y Letras, Ingeniero Químico y Teniente en Ciencias Militares, además de dominar seis idiomas.




Mientras residía en Estados Unidos, presidió el Cosmopolitan Club, un capítulo de los Caballeros de Colón, y participó en diversas organiza-ciones promotoras de la independencia de Irlanda. También, ingresó en el Ejército de Estados Unidos de América, en el que alcanzó el grado de Teniente.

En Puerto Rico, se inició en la política dentro del Partido Unión de Puerto Rico. En 1924, se separó de dicho partido y pasó a formar parte del Partido Nacionalista de Puerto Rico, en el que se destacó como líder indiscutible, e imprimió una dinámica revolucionaria a la lucha por la independencia. En 1925, fue electo vicepresidente de ese partido, e inició una peregrinación por diferentes países latinoamericanos en busca de apoyo y solidaridad a favor de la independencia de Puerto Rico. El 11 de mayo de 1930, Albizu fue electo presidente de esa colectividad en una asamblea celebrada en el Ateneo Puertorriqueño. En esa ocasión, realizó su famoso juramento para sacrificar la vida y la hacienda en aras de la independencia para Puerto Rico.

Para los que son más jóvenes que yo y no entienden porque algunas personas mayores practican un nacionalismo revolucionario capáz de llegar a la violencia, encontrarán en estos próximos párrafos razones y abusos de sobra para justificar lo que parece en el día de hoy un odio irracional.  Imaginen que la policia controlada por un ex-agente del FBI(Figueroa Sancha) masacraran a tiros a los estudiantes en la universidad sin justificación alguna, y el gobernador le diera la razón, serían muchos los padres, familiares y amigos que hoy con gran dolor y resentimiento empuñarían las armas en defenza de tal atropello. Eso fue lo que pasó en esa época y aún hoy quedan heridas sin sanar.

De 1933 a 1937, ocurrieron varios actos de violencia en la Isla, los cuales marcaron dramáticamente la historia política del pueblo puertorriqueño. Ocurrió la toma del Capitolio, la Masacre de Río Piedras, el asesinato del Coronel Riggs, jefe de la Policía, los asesinatos de Hiram Rosado y Elías Beauchamp, los arrestos del alto liderato nacionalista, el juicio a Albizu Campos y la Masacre de Ponce, entre otros.

En 1936, Albizu es acusado por sedición. Luego de un controversial juicio, fue sentenciado a diez años de prisión en Atlanta, Georgia. El 15 de diciembre de 1947, regresó al País y prosiguió su lucha revolucionaria por la independencia de Puerto Rico. Durante este período, fue la contra parte de don Luis Muñoz Marín en el campo político. La revuelta nacionalista del 30 de octubre de 1950 en Jayuya, conocida como el “Grito de Jayuya”, y el atentado de un grupo independentista el 1 de noviembre de 1950 contra la Casa Blair de Washington (residencia en ese momento del presidente Harry Truman, por hallarse la Casa Blanca en obras) le llevó nuevamente a prisión. Durante esta segunda condena, como experimento o con el simple propósito de causarle la muerte, fue expuesto a radiaciones radioactivas que mermaron seriamente su salud. El gobernador Luis Muñoz le concedió el indulto en 1953;  Albizu lo rechazó y fue expulsado de la cárcel.  




Luego, organizó un atentado al Congreso de Estados Unidos de América, en el cual participaron los nacionalistas Lolita Lebrón, Irving Flores, Rafael Cancel Miranda y Andrés Figueroa Cordero. Este atentado tuvo lugar el 1 de marzo de 1954, con el propósito de llamar la atención mundial sobre la situación colonial de Puerto Rico, que aún se encontraba bajo el Estado Libre Asociado. Nuevamente, Albizu fue arrestado el 6 de marzo de 1954 en San Juan, luego de un tiroteo entre algunos seguidores, la policía insular y agentes federales.

En marzo de 1956 sufrió un ataque cerebral que le paralizó el lado derecho y le dejó sin habla, a pesar de los cual no recibió asistencia médica hasta pasados cinco días.  En 1964, pocos meses antes de su muerte, recibió el indulto definitivo. El traslado de su féretro al cementerio de San Juan se convirtió en una ceremonia de homenaje por parte de miles de compatriotas. Admirado por muchos que lo consideran un héroe nacional y denostado por algunos otros debido al empleo de métodos violentos para conseguir sus objetivos, la figura de Albizu Campos es una de las más controvertidas de la historia puertorriqueña.  Su entierro en el Cementerio Santa Magdalena de Pazzis en San Juan constituyó una de las manifestaciones de duelo más grandes y sentida en la Isla.

Entiendan los hermanos puertorriqueños nacidos en décadas recientes y la comunidad internacional, que esto es lo que sucede aún hoy día, estos abusos continúan, que para el 1978 el gobierno perpetró los asesinatos del Cerro Maravilla, que hace apenas 5 años asesinaron a otro héroe nacional, Don Filiberto Ojeda Ríos, quien eligió morir combatiendo frente a enemigos que, sabiéndolo herido, intentaron humillarlo dejándolo morir desangrado. Trescientos efectivos del FBI contra un hombre de 72 años, enfermo del corazón que solo trataba de proteger a su mujer.  Hace solo algunos meses la policia disolvió violentamente una manifestación pácifica en las escalinatas del capitolio dejando multiples heridos y hoy amenaza con otro derramamiento de sangre en la Universidad de Puerto Rico donde los estudiantes protestan a favor de la educación pública.   Juzgue usted. 



"Mientras exista un puertorriqueño que quiera la libertad y luche por ella, en él estará Puerto Rico". Jorge Gómez Barata, Puerto Rico, 28 de septiembre 2005

2 comentarios:

Anónimo dijo...

A Carlos Dario Rosado y Ruben Soto Arriví


Voy recordando el tiempo en que los conocí.

No morirá jamás su perfume en el viento

De Carlos Dario Rosado y Ruben Soto Arriví.


Fueron llamados heroes, los que con el desprecio,

sin más contenplaciones, actuaron sin razón

Usaron de la ley todo su brazo recio

para apagar la llama que arde en el corazón.


En una encrusijada de cobardía y de odio,

vilmente pisoteada fue la sangre aquel día.

Qué tiene más valor, un dolar o mi historia

o la vida de aquellos, que en sus venas fluía.


Lentamente se pierde la esencia de una raza

que busca en otro espacio su propia identidad.

Es delito señores vivir la propia historia

o es delito señores amar la liberta.


Gracias al sr. Carlos Romero Barcelo somos llamados ciudadanos de tercera categoria. Los puertirriqueños valemos menos que cualquier otra raza.
Gracias a quien le dio una buena trompada en el ocico a nuestro Honorable exgobernador el sr. Carlos Romero Barcelo.
Esa trompada la tomo como si hubiese sido yo quien la hubiese dado.
Rafael Rivas
rafy112456@hotmail.com
patillas/lima

Charles Del Campo dijo...

Tremendo articulo, muy informativo y educational. Sin revolucion, no habra solucion a los problemas socio-economicos
De la isla.

Apture

No reclamo los derechos por las fotos, diagramas o videos presentados. Si alguno es suyo y no quiere que la use, comuníquese a mi email y se retirará inmediatamente.
depuertoricopalmundo@gmail.com