martes, 17 de junio de 2008

Tenemos el poder de transformar el mundo


Todos los que me conocen saben que aunque no participo ni creo en ninguna religión, respeto sobremanera el hecho de que muchas personas responden favorablemente a sus preceptos y que de alguna forma sirven al bien del mundo. Eso claro, sacando a los charlatanes que se lucran de la ignorancia de sus feligreses. Ha esos solo les recuerdo que sí existe la ley del karma y lo que haces bien o mal te será devuelto.

Aquí les presento lo que sí me hace lógica y entiendo seria favorable para el mundo comprender.

Estudios de la física cuántica aseguran que la conciencia afecta a la materia y que la fuerza del pensamiento crea la realidad que decidimos experimentar. ¿Puede el hombre modificar su propia existencia a través del potencial de su mente?

Masaru Emoto, japonés y doctor, se dedica a las Medicinas Alternativas, y en especial a la investigación sobre las propiedades sanadoras del agua. Tras cinco años de trabajo Emoto logró fotografiar cristales hexagonales que formaban distintas muestras de agua al congelarse. Con las imágenes que obtuvo llegó a la confirmación de su hipótesis: Ciertas muestras de agua corriente de grandes urbes presentaban una estructura de cristalización muy tosca, mientras que las muestras de agua de manantiales ofrecían cristales de una gran belleza. Por eso extendió su área de estudio y comenzó a fotografiar cristalizaciones de agua de distintos lugares del mundo (glaciares, lagos, agua de lluvia, fuentes), obteniendo cristales que cuanto más alejados se hallaban del quehacer humano tenían formas más bellas y resplandecientes.

La sorpresa mayor llegó cuando logró transformar irregulares patrones de agua contaminada en hermosos cristales hexagonales sometiendo las muestras al influjo de música clásica y oraciones religiosas. También consiguió transformar cristales de agua destilada en increíbles patrones geométricos con solo susurrarles palabras de agradecimiento, o bien al contrario, obtener horrorosas estructuras al someterlas a frases desagradables.

Como en algún momento dijo el doctor Masaru Emoto: “Las palabras son vibraciones de la naturaleza. De esa forma, palabras hermosas crean una naturaleza hermosa, palabras horrendas crean naturaleza horrenda. Esa es la raíz del universo". Estas premisas son apoyadas por los pensamientos de la física cuántica, que aseguran que la conciencia afecta a la materia y que la fuerza del pensamiento crea la realidad que decidimos experimentar.

Para acceder al reportaje completo entre aquí:
http://www.vidapositiva.com

Apture

No reclamo los derechos por las fotos, diagramas o videos presentados. Si alguno es suyo y no quiere que la use, comuníquese a mi email y se retirará inmediatamente.
depuertoricopalmundo@gmail.com