lunes, 5 de abril de 2010

Capriccio, tesoro escondido en Añasco

Me confieso, soy un admirador del área oeste boricua. Si dividimos la isla por el centro de norte a sur, es el área oeste mi favorita. Sus paisajes, su estilo de vida calmado, su gente, en fin, todo me encanta.

Acabo de regresar de Cabo Rojo de mis vacaciones de Semana Santa, tostao, relajado y listo pal trabajo. El fin de semana espectacular, en las playas de Combate y Playuela junto al Faro o Playa Sucia como le conocen erróneamente en el área metro, es visitar el paraíso.  En esta ocasión encontramos un tesoro escondido en el corazón histórico del pueblo de Añasco, un restaurante muy acogedor y agradable que invita a disfrutar de las delicias gastronómicas de la cocina italiana e internacional. El Capriccio Ristorante se encuentra escondido del bullicio turístico metropolitano, muy cerca de la plaza.

Era sábado, tarde en la tarde, la plaza aún conservaba la vida comunitaria ejemplo de un pueblo animado y vivo.  Luego de reservar y llamar para requerir direcciones, 5 adultos hicimos entrada  a un local acogedor y  elegantemente decorado.  De entrada, un Tilia 2008, un vinoMalbec argentino de buen cuerpo recomendación de Idania, ejemplo de buen servicio y corazón del restaurante.  Reconozco que prefiero los vinos españoles pero el Tilia logró una buena impresión que pienso repetir.

Para abrir el apetito, el surtido de entremeses pequeño que resultó suficientes para 5 personas, con bolitas de rissotto y de queso, panecillos con aceite de oliva y queso parmesano, camarones, sorullitos de mozarella y antispasto de jamón y platanutres que sin mentirles nos peleamos.  Las sugerencias de Idania hicieron fácil la selección de los platos y convirtieron la velada en un éxito.

Como plato principal pedimos dos Lomos de Cerdo relleno de Pimiento Piquillo y Ciruelas en salsa de guayaba, acompañado de un Rissotto de cebolla. Ohh YEA!!  Padre amado, uhmm que cosa rica. Todavía estoy saboreándolo.  Mi hija pidió el churrasco relleno de mofongo de amarillos y chorizo con reducción de vino acompañado de una pasta riquísima que no recuerdo el nombre.  Los amigos optaron por el Mar y Tierra, un filete mignon con  mejillones, scallops y camarones.

Claro que los probé todos, estaba riquísimo,  igual que ellos probaron el mio.  Estábamos tan encantados que parecíamos niños compartiendo las loncheras, me sentí en un juego de soccer donde todos tratan de quitarte la bola.  Delicioso y divertido por demás.

Otra botella, otro bocado...  Pasó el tiempo y llegaron los postres.  Le pregunté a mi hija que postre deseaba y me dijo que estaba muy llena, que no podía más. Si verdad, no me creen. Si ella, esa misma, la que come como troquero, dijo que no.  Disimuladamente pedí para ella un "crémé brulé" y para mi el Flan de la casa con queso, coco y amaretto.  Ohh YEA!!  Padre amado, uhmm que cosa rica.  Esto como que ya lo dijé, verdad.  Claro, que mi hija pelliscó el "crémé brulé" de ella, por cierto el más grande que he probado y yo disimuladamente me lo acabé  l e n t a m e n t e  con un gusto b r u t a l.  Como ven no hay fotos, lo siento pero me envolví y se me olvidó.  Fue una cena digna de un sábado de Gloria.  Les recomiendo hagan sus reservaciones y por favor saluden de mi parte a Idania.  Que lo disfruten.



El Capriccio Ristorante está localizado en #12 Manuel Malavé Street Anasco, Puerto Rico 00610 y su teléfono es 787.826.3387.
http://www.newcapriccio.com/?id=home

Apture

No reclamo los derechos por las fotos, diagramas o videos presentados. Si alguno es suyo y no quiere que la use, comuníquese a mi email y se retirará inmediatamente.
depuertoricopalmundo@gmail.com